Ser Más Feliz

El derecho a ser feliz

El tiempo de vida de una persona se divide en derechos y obligaciones. Nos cuesta asumir que ser feliz es un derecho que todos merecemos. Para empezar a recorrer el camino que nos lleve a una felicidad, debemos empezar por pensar en nosotros mismos. Nadie podrá ser feliz si no tiene amor propio y si no reconoce aquellas cosas que le hacen feliz. Si usted piensa en las cosas que le hacen feliz, podrá conocerse mejor a si mismo. Pensar en nuestros deseos y en nuestras necesidades hará que pensemos en aquellas cosas que nos provocan satisfacción y así podremos incorporarlas en nuestra vida con mayor facilidad.

Los humanos tendemos a tener muchos objetivos en nuestra vida y en general le otorgamos prioridad a aquellos objetivos que no nos sirven para crecer en nuestra felicidad. Aclarar cuáles deben ser las metas y propósitos será sin dudas una manera de poner orden y comenzar a preocuparnos por lo que realmente importa.

Sea curioso. Explore en su interior y conozca acerca de sus deseos. Esa búsqueda de la felicidad tiene que desterrar de nuestra vida cotidiana los pensamientos negativos y permitirnos encarar cada mañana con una actitud positiva. Las actitudes felices contagian al entorno y los demás lo retribuirán con el mismo espíritu que usted exprese. Un pensamiento optimista será la semilla para fortalecer y crear nuevos vínculos personales.

La felicidad sólo será posible si vive el presente y lleva una vida sana. No se preocupe por el pasado ni por el futuro. Son variables que no puede manejar. No se tome la vida demasiado en serio; aprenda a reírse de usted mismo y sacará provecho de sus errores.

En su lugar de trabajo, aprenda a delegar tareas y a pedir ayuda cuando la necesite, a escuchar y encajar bien las críticas, a evitar los rumores de pasillo y a tener una actitud positiva frente a los pensamientos negativos. Esas simples ideas lo harán una persona más productiva y más relajada, obteniendo un doble beneficio.

Un buen principio para ser feliz es saber que no puede controlar todo a su alrededor. Una vez que pueda internalizar ese concepto, seguramente se sentirá aliviado.

Las personas felices deben perseguir un lema simple: problema sin solución deja de ser problema. Así que intente preocuparse solamente por aquello que pueda solucionar, sin que su cuerpo y su mente sufran el desgaste.

Aprenda a disfrutar de las cosas simples de la vida. Si entiende eso, habrá dado un gran paso en la búsqueda y consecución de la felicidad.

1 comentario »

  1. HOLA..y esta ..estas en mi blog!!!besos

    Comentario por CARINA — enero 26, 2009 @ 7:37 pm | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.